Intendencia

Financiación a proyectos de transferencia de investigaciones

Con 29 proyectos seleccionados, se otorgaron subsidios por un total de $1.180.000 a iniciativas postuladas en el programa PROTRI, del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Provincia.

Mediante el programa se intenta promover una mayor transferencia de conocimiento científico tecnológico al sector socioproductivo y la apropiación social de ese conocimiento. Treinta y dos iniciativas fueron financiadas con estos objetivos.

Uno de los grandes desafíos actuales es abordar la complejidad de problemáticas y los factores implicados, promoviendo la generación de respuestas integrales. Desde un enfoque multifactorial e interdisciplinario, se apunta con este programa a posibilitar el vínculo entre el ámbito académico y el conocimiento que produce, con los demandantes de esos conocimientos, de modo tal que se logren transferir los resultados de la investigación allí donde resulta necesario.

Mediante el proceso de la convocatoria fueron seleccionados 32 proyectos que recibieron en diciembre financiamiento para su ejecución, en el plazo de 12 meses.

Algunos de los proyectos seleccionados

Las iniciativas proceden de distintos ámbitos del conocimiento y se vinculan a problemáticas también diversas.

A modo de ejemplo, entre los 32 proyectos seleccionados, encontramos el “Manual de buenas prácticas para el Diseño Agroecológico” de Estación Quilino, Córdoba, donde se postulan alternativas para un desarrollo agroecológico y se intenta ahondar en tecnologías que reconstruyan, entre otros aspectos, la fertilidad natural del suelo. La importancia de este manual reside en brindar herramientas cognitivas a los productores de hortalizas agroecológicas para aumentar la eficiencia productiva en el Cinturón Verde de la provincia.

Encontramos otras iniciativas como “Impacto físico y económico de la adopción de tecnologías críticas en sistemas ganaderos bovinos de la provincia de Córdoba” (de Villa Parque Santa Ana, Córdoba), o “Manual de buenas prácticas para la eficiente crianza de terneros en sistemas lecheros” (Río Cuarto, Córdoba).

Ambos proyectos buscan solucionar dos problemáticas presentes en la industria tambera y lechera de la provincia: la pérdida de competitividad en el sector por la baja adopción de tecnologías disponibles en la crianza de terneros (“brecha tecnológica”) y la baja tasa de reposición animal a causa de un ineficiente manejo reproductivo, el rechazo de vacas y la mortalidad perinatal o neonatal.

En tambos cordobeses se registra entre un 4 y un 19% de mortalidad perinatal y entre un 2 y 40% de mortalidad neonatal, siendo éstas las que causan mayores pérdidas en los establecimientos (más de un 80% del total).

La relación entre ambos proyectos y su relevancia social-productiva es evidente: para lograr una disminución en la mortalidad –y la consiguiente pérdida económica-, es necesaria la utilización de técnicas artificiales y los nuevos desarrollos tecno-científicos en la crianza de las vacas y terneros, respaldado por un personal con los conocimientos necesarios para la toma de decisiones.  Allí es donde se conjugan y enlazan estos proyectos que, desde su propio lugar y mirada crítica, aportan soluciones tendientes a mejorar el sector productivo tambero y lechero.

Otro proyecto procedente de Río Cuarto es “Residuos de medicamentos veterinarios y seguridad alimentaria”, el cual se vincula con el Organismo Intermunicipal de Bromatología y Control Ambiental (OIBCA) para hacerle frente al problema de residuos de medicamentos veterinarios en alimentos de origen animal –principalmente en bovinos y aves-.

Así, aspiran a concientizar sobre esta situación a través de charlas educativas en municipios de la región con el objetivo de impulsar buenas prácticas en el uso de los medicamentos veterinarios, como así la elaboración de un manual impreso sobre la presencia de residuos en los alimentos que sirva como herramienta de consulta y capacitación en los distintos eslabones de la cadena productiva.

Finalmente, encontramos proyectos relacionados con dimensiones sociales y culturales. Entre ellos, “Nuevas tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la historia: una aplicación informática (APP) para construir y poner en valor el patrimonio histórico local”.

Así, distintas problemáticas puntuales, detectadas y localizadas en espacios concretos, son abordadas mediante la transferencia de resultados de investigaciones desarrolladas en nuestra Provincia.